Páginas vistas en total

sábado, 14 de junio de 2014

Sobre el hedor

La saliva que nos acercamos a escupos demenciales, la orina que fluyó de desenfreno, el río que sale, el oleaje que sale violento mezcla de sangre endometrial, bilis, jugos gástricos, la pus de mi rabia que te comparto, porque tú me la das también, la otra sangre del dolor yo, que lamo tus heridas y me lleno de tus infecciones, tú, que succionas mi boca con tal fuerza que te llevas mi acidez estomacal, yo, que derramo sobre ti el ácido sulfúrico del que el padre y la madre me llenaron el corazón, tú, que me golpeas con la saña que le guardas a dios y su séquito de violadores. Hay olores de uso público el de las papas fritas, de tierra húmeda hay otro, único, personal e intransferible.

martes, 27 de agosto de 2013

la Guapa

Aunque demasiados los hijos
la soledad se me pega como sombra
se me encarna a veces
me sigue insidiosa
por los pasillos de mall
una tarde,
me vuelvo y la enfrento
"ella, la guapa", me dice
"la que pare niños
que tienen otras madres"
la sentencia clara
me revuelve los cabellos
una vez en la peluquería
la veo pasar por entre mis piernas
y la sujeto con fuerza
repito "tú no eres dios"
"tú no eres dios"
ella ríe irónica
mientras se escabulle en dirección a mi espalda
y murmura lo mentira que soy
lo tarjeta de crédito que soy
lo tristeza que me constituye
el alcohol y las pastillas que escondo
"tú no eres dios", le grito llorando
"no soy dios"
responde pesándome sobre el cuello
usando mis hombros como trono
"no soy dios, a dios lo mataste
el día de tu renuncia"




martes, 30 de abril de 2013

Saludo de Semana Santa

Tras la liturgia
en la que el padre
da vuelta sobre mi vestido
el cáliz lleno de clorinda
veo en el espejo 
el horror de la herencia

me maldigo hasta las células
me sumerjo en la tina
y trago litros de agua jabonosa,
pero no muero
porque el padre dice que los santos no pueden morir

me maldigo más
la suerte
me maldigo la madre
con las piernas abiertas recibiendo el espíritu
me maldigo el cetro 
que en el cajón del velador
espera enhiesto que le entregue
el poco fluido que queda de mi

me maldigo tanto
que me canso
y me dejo bendecir.


lunes, 29 de abril de 2013

El Peso

sin casa y a oscuras
desdentada la boca
el cuerpo raquítico
la perdida
no ha parado de dar vueltas
100 metros, 100 metros
100 metros, 100 metros
con el ramo seco de flores
que nadie recibió.

Murmura, loca, el obsequio
"la cruz de cristo"
dice a los transeúntes,
pero las sombras no tienen oídos
"la cruz de cristo"
100 metros
nadie la releva
"la cruz de cristo"
nadie se la quita de la espalda
"la cruz de cristo"
gime cruzando la plaza
y nadie entiende el rezo.

Llegando a la esquina cae
un jóven se acerca
ella le entrega el ramo
al príncipe se le pierden los ojos
"la cruz de cristo", dice
100 metros, 100 metros.







sábado, 6 de abril de 2013

Rocio Fabbio en Neo-Porno

Que vestida me siento
entre tanta desnudez

Lo asombroso de nuestro encuentro
es encontrarnos sin conocernos

Vos,
marcando con tu pene
la dirección de la ecuación
que crees correcta

Que sin dudas es correcta,
porque lo correcto es lo ciego,
y porque en nada se parece al sexo original

Y yo,
atormentada por los deberes,
lavando tu piel con mi lengua,
pidiendo perdón por los dos
en voz alta

Y yo,
aplastando mi sexo
contra el colchón
para que no tengas que verlo,
para ahorrarte el encuentro

Y yo,
sin tocarme,
siempre,
sin tocarme,
y vos,
siempre usando mis manos,
siempre usando mis manos.

Y tu cuerpo
encima mío
agitándose y temblando,
adentrándose con miedo,
con ego, con mandamientos,
queriendo llenarme algo,
que siempre estuvo lleno...

Somos, querido,
ignorantes de nuestra propia creación,
vos y yo.

Y mi vientre rechaza,
con pequeñas contracciones,
tu pene,
y yo rechazo la revolución que en mi se gesta,
para complacerte hombre creador,
amén.

Sigue fiel mi vulva,
mi vagina,
mi sexo todo,
sigue fiel a mi
pasándome mensajes,
entre las rendijas de luz
que va encontrando en mi cuerpo...

Sigue fiel,
aunque le pesó el desgarro,
sigue invitándome a conocer la verdadera desnudez...
la intimidad de los que se pueden ver



Rocío (1991) es estudiante de música y globóloga de letras.... más en http://palabrasquerespiran.blogspot.com.ar/





lunes, 1 de abril de 2013

la Trabada


con el amarre brígido
en el cuerpo
la choriza, yo
lloro la rabia,
doliéndome la duda
del cielo cubierto.

(se cree viva, la muerta
se cree sol
y no ha amanecido
en su entrepierna
ni ha brillado la estrella.)

Como sonido de fondo
una banda de guerra
me recuerda al padre lascivo
la madre también muerta hace años
la somnolencia
con la que nací.

lloro la rabia
la vida
la extinción de la promesa romántica
esa que me hicieron a los 15

lloro y el auto-exorcismo primero
viene por instinto
los dedos mojados en la yaga
los ojos blancos de la vida entrándome en el cuerpo
ya no llora, la choriza
jadea
tirita
ya no llora.













viernes, 8 de marzo de 2013

Monstruo de Liceti




I


De entre los pechos
una mano crece
te abre y saca las tripas
gemelo parásito que llama la venganza
le he puesto por nombre.

II

De mi vagina
un sexo inverso/adverso/perverso
hace gala de su estatura
y le sonríe al tuyo
gemelo parásito que llama la caricia
le he puesto por nombre

III

Al dolor crónico de las rodillas
le crecen alas de plumas filosas y pelos
pero el dolor calma
aspirina, le puse

Sé que soy un monstruo
por eso me quieres.